viernes, 28 de diciembre de 2007

Ramses


Alquien dijo que en las casas pequeñas los animales no pueden vivir?

Pues se equivocaba de una punta a otra. Nuestra casa mide apenas 55 metros y ya somos 6 viviendo en ella. Este es el nuevo miembro: Ramses, un hurón que, por ahora, nos tiene las manos destrozadas, pero que apunta a ser muy sociable, jugetón y cariñoso (con tres meses ese cariño lo demuestra a mordiscos que todavía o controla).
Llegó con la nochebuena y su tarjeta de presentación fue un mordisco en la cara, pero eso no importa. Lo importante es que ya forma parte de nuestras vidas y de nuestro mundo.
Poco a poco le vamos enseñando a no morder, sobre todo a nosotras, y parece que va comprendiendo que no debe "morder la mano que le da de comer" y cuando lo sacamos de su casa se pone a corretear, saltar, dokear (el ruido que hacen los hurones, el perro ladra, el gato maúlla, el hurón doquea), subirse por donde puede y le dejamos (es un gran escaldor) y poco a poco se deja acariciar.
Al principio estaba muy nervioso y asustado, normal, pero ya se va familiarizando con nuestro olor y presencia. Estamos deseando poder cogerlo sin miedo a llevarnos un mordisco. Es una delicia y nos los pasamos genial con él.
Texto: Belisker
Foto: Uroboros

2 comentarios:

Uroboros dijo...

anda que no es lindo...(y jodido) ..hum...esto...no es nokear, es doquear :)

No dejo de sorprenderme de lo agradecidos que son los animales...a ver cuando aprendemos los humanos

MaiI Imagine Photographers dijo...

Que mono, yo tego dos perros y un mirlo por la casa y son muy amigos
Suerte