jueves, 5 de febrero de 2009

Y tú sigues triste

Y tú sigues triste y yo no puedo hacer nada para que el brillo vuelva a tus ojos de color miel, regrese la sonrisa a tus labios y arribe de nuevo la ilusión a tu corazón.
No encuentras la luz del faro y no sé como mostrártela.

2 comentarios:

dsdmona dijo...

Habrá que poner una gran luz para que la guíe de nuevo a la sonrisa... he pensado algo, quizás sirva...

D.

Uroboros dijo...

Tú eres la luz...sólo que a veces este mundo me cansa tanto que soy incapaz de verla. ¿Que sería de mi sin ti?